Terapias naturales

Reflexoterapia

Es una técnica terapéutica que, mediante un relajante masaje, estimula centros nerviosos, circulatorios y energéticos localizados en los pies cuya práctica restablece la estabilidad funcional, estructural y emocional del organismo.

La reflexoterapia es útil en el tratamiento de múltiples patologías crónicas como artritis, ciáticas, etc. También está indicada para patologías relacionadas con el estrés, como el asma y la ansiedad, migrañas y multitud de síntomas que dificultan el día a día.

Reflexoterapia
Técnica metamórfica

Técnica Metamórfica

Es una terapia energética que consiste en un ligero masaje en los pies, manos y cabeza. Su objetivo es despertar la energía autocurativa que nos permita desbloquear traumas, conflictos o cualquier tipo de alteraciones vividas desde la concepción y que provocan trastornos emocionales, conductuales e incluso físicos.

La técnica metamórfica es útil para liberar bloqueos emocionales, incluso desde antes del nacimiento. Esta técnica es de gran ayuda en casos de parálisis cerebral, síndrome de Down, casos de nacimientos traumáticos, tanto para la madre como para el niño etc.

Medicina tradicional china

Es una forma de terapia holística que procede de la tradición cultural de China desde hace más de mil años. Tiene en cuenta al organismo en su totalidad, al modo de manifestarse las perturbaciones y a los estímulos del entorno. La medicina china busca restablecer el flujo de «Qi», la energía vital en el organismo vivo. Los principios de la medicina china proceden de la filosofía taoísta, la escuela del pensamiento más antigua de China. Los principales medios que utiliza son: la acupuntura, la fitoterapia, las ventosas y la moxibustión. La acupuntura está basada en la estimulación de puntos específicos situados en canales de energía eléctrica que discurren por el organismo con el fin de desbloquear el flujo de energía vital. Estos canales se conocen con el nombre de meridianos. Los puntos de acupuntura corresponden con órganos y sistemas de órganos.

La medicina tradicional china sirve para tratar dolencias como: Insomnio, migrañas, parálisis facial, neuropatías, rinitis, gingivitis, dolor dental y de encías, dolores cervicales, fibromialgia, asma bronquial, úlcera gástrica o duodenal, gastritis, estreñimiento, diarrea aguda y crónica, hemorroides, trastornos menstruales, infecciones de las vías urinarias (cistitis, uretritis), prostatitis crónica, etc.

Medicina tradicional China